Home

Hay veces que una historia que parece acabada resucita sorprendentemente, como ha ocurrido con la sonda espacial Rosetta, que el hace casi exactamente un año (el 30 de septiembre pasado) impactaba contra la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, al cual había estado orbitando y analizando durante algo más de dos años.

La zona de “cometizaje” definitiva seleccionada pudo verse nítidamente en esta imagen que la nave tomó en su descenso, desde una altura de 330 metros:

rosetta1

En aquel momento se divulgó la última foto que la nave había tomado en su descenso final, en la que aparecía la superficie a una distancia de 51 metros de altura aproximadamente, que es esta:

rosetta3

Ahora un equipo de científicos han analizado y procesado los datos finales que recibieron de la Rosetta hasta el momento justo del impacto, momento en que perdieron la señal, y han logrado reconstruir una “imagen perdida” que fue enviada entre paquetes de telemetría, en la que aparece fuera de foco la superficie del cometa a una altura de tan solo 25 metros aproximadamente:

rosetta2

Son tal solo 23 kb de una imagen parcial tomada por la cámara OSIRIS un momento antes del impacto que presumiblemente la destruyó, pero no cabe duda de que es una imagen mágica aunque sea por lo inesperado 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s